La Sultana. Jabones artesanales

Next ProjectNext ProjectNext Project

El pez más difícil de pescar es el jabón dentro del agua.


Ramón Gómez de la Serna

La Sultana. Jabones artesanales

La Sultana. Jabones artesanales nace a partir de una pasión compartida de sus creadores por el mundo de los jabones artesanales. Carlos lleva toda la vida dedicándose al mundo de la peluquería y la belleza. En 2003 abrió el salón de peluquería y estética Milano en la localidad de Pinto (Madrid). Desde entonces no ha cesado de innovar en el cuidado del cabello e investigar en todo tipo de tratamientos de belleza y productos de cuidado corporal para ofrecer unos altos estándares de calidad a sus clientes. Pablo es fotógrafo y profesor universitario. Entre 2001 y 2010 residió en Estambul (Turquía) y durante esos años viajó frecuentemente a Siria, donde descubrió el famoso y milenario jabón de Alepo, investigó sus múltiples propiedades y empezó a utilizarlo.

Un día decidieron aprender a fabricar jabones artesanales. Se pusieron manos a la obra y empezaron a experimentar con diferentes tipos de aceites y productos vegetales. Fueron estudiando sus propiedades nutritivas y dermatológicas hasta conseguir un producto que reuniera los mayores estándares de calidad. Tras este proceso, fueron ocho las recetas de jabones que eligieron: jabón de Alepo, jabón de laurel, jabón de avena, jabón de romero, jabón de naranja y canela, jabón de cáñamo, jabón de vino y arcilla roja y jabón de carbón activo.

Carlos es el responsable de elaborar los jabones siguiendo una técnica cien por cien artesanal en la cual el jabón, una vez ha iniciado el proceso de saponización y adquirido la traza, es depositado en unos moldes en los que permanece entre veinticuatro y cuarenta y ocho horas antes de ser cortado es pastillas. Posteriormente el jabón ha de reposar un mínimo de un mes antes de poder ser utilizado. Pablo se encarga de la parte creativa de La Sultana. Jabones artesanales: fotografía, identidad creativa, diseño de packaging y diseño web. Se ha inspirado en diversos ornamentos islámicos presentes en algunos de los monumentos islámicos más importantes: la Alhambra de Granada, la mezquita de los Omeyas de Damasco, el palacio de Topkapi de Estambul o la mezquita de Córdoba. Esta revisión del ornamento islámico se materializa en una imagen de marca que compagina un gusto por la tradición y la modernidad.

Todos nuestros jabones están elaborados artesanalmente con diferentes tipos de aceites, agua, sosa cáustica y productos vegetales molidos y/o infusionados, ingredientes todos ellos de primerísima calidad. En su elaboración no utilizamos ningún tipo de colorante químico, que confiere a los jabones de fabricación industrial un color muy saturado y brillante. Es por ello que nuestros jabones presentan colores suaves y un aspecto natural. Tampoco utilizamos ningún producto de origen animal, lo que los convierte en jabones cien por cien veganos. Comprometidos con el medio ambiente, para el envoltorio y envío de nuestros jabones utilizamos únicamente papel reciclado, un producto 100% ecológico y biodegradable.

Año2022
LugarMadrid