My Hotel Rooms

Next ProjectNext ProjectNext Project
Previous ProjectPrevious ProjectPrevious Project

¡Un cuarto sin puerta ni ventana! ¿qué es el cuarto sin puerta ni ventana? Concretamente es una cámara oscura.


Gilles Deleuze

My Hotel Rooms

Pablo viaja incesantemente, y en sus viajes descansa y fotografía, catalogando así entre otras cosas las habitaciones de hotel por donde transita. De una forma casi inconsciente, Pablo nos está hablando de otros muchos asuntos, que como si de imágenes latentes se tratasen, aparecen velados en sus habitaciones de hotel.

En realidad, Pablo no fotografía simplemente habitaciones de hotel, fotografía cámaras oscuras en las que reposa al final de una jornada cargada de experiencias e impresiones. Me viene a la mente así la labor de los primeros fotógrafos europeos allá por la segunda mitad del siglo XIX cuando recorrían Oriente Medio, cargados con todo su pesado equipo fotográfico y laboratorio portátil. Desde luego que los viajes de Pablo por Turquía, Grecia, Siria, Túnez, Irán o la India poco tienen que ver con aquellos viajes en los que los pioneros de la fotografía descubrieron un mundo oriental tan extraño a ellos mismos. En cualquier caso, viajar y transitar por lugares lejanos es apropiarse y reconocer el paisaje, es modificarlo y habitarlo aunque sólo sea por un pequeño espacio de tiempo. Es dejar rastros, es fotografiar esos rastros. Y qué mejor lugar que su cámara oscura, su habitación de hotel, para descubrir esos rastros e imaginarnos sus aventuras a lo largo y ancho del Oriente.

Conforme vamos recorriendo la serie My Hotel Rooms, sigilosamente nos vamos adentrando en algo parecido a lo que San Agustín definió como los vastos palacios de la memoria. Pablo nos regala con esta serie de fotografías los laberintos más recónditos de sus viajes, los olores, sonidos, gestos, sabores, texturas, historias, fragmentos y mundos.

Héctor Orruño, artista.

Año2004 - 2015
LugarMundo