MUNDO FLOTANTE

Next ProjectNext ProjectNext Project

El adorno no es un lujo, sino, en ciertos estados de ánimo, una absoluta necesidad.


Catálogo ilustrado del Palacio de Cristal de Londres, 1851.

MUNDO FLOTANTE

El ukiyo-e o pintura del mundo flotante se desarrolla en Japón durante la dinastía Edo, entre los años 1603 y 1868. Este nombre poético alude a una enseñanza budista que afirma que todo en la vida es una ilusión. Expresa asimismo la búsqueda del ser humano del placer efímero e intrascendente. El mundo es, por lo tanto, un espectáculo fugaz, al servicio de las ilusiones humanas. Está hecho con sonrisas de dicha y lágrimas de pena, y engaña con su brillo y ausencia ya que, excepto el Cielo, todo es irreal.

Discurre la década de 1850 a 1860 cuando Inglaterra vive la fiebre de los acuarios de cristal. La obsesión por estos paisajes submarinos extravagantes y artificiales crece entre una clase burguesa ávida de fantasía y añoranza. Incontables salones se poblarán así de anémonas, crustáceos y otras “joyas vegetales”.

La serie fotográfica Mundo Flotante nos sumerge en un delicado y vaporoso escenario en el que las japonaiseries de flores cambiantes se mimetizan con las piezas de carácter preindustrial del Taller de Feeas para subrayar la transitoriedad del mundo natural y de la vida. Nos muestra que nuestra existencia no es más que un montón de espuma, una burbuja, un espejismo, o tal vez un sueño o un espectáculo mágico…

Dirección artística: Héctor Orruño: www.hectororruno.com

Más información: www.feeas.es

Año2018
LugarMadrid