atlántida

Next ProjectNext ProjectNext Project
Previous ProjectPrevious ProjectPrevious Project

El palacio, igualmente, se adecuaba a la grandeza del Imperio, así como al orden alrededor del templo.


Platón

atlántida

La Atlántida existe, aquella isla mítica ya es una realidad. A lo largo de los siglos fuimos construyendo la idea de una ciudad utópica y perfecta, en su forma y modo de vida. Un lugar donde los individuos vivían en una continua paz, armonía y felicidad. Se trataba de un mito basado en nuestros sueños, anhelos y esperanzas de un mundo mejor. Pero la riqueza y el ansia de poder de sus habitantes tornó aquel lugar paradisíaco en una debacle. El mito de la Atlántida aparece por primera vez descrito por Platón en los diálogos “Timeo” y “Critias”, en el siglo IV a.C. En dichos diálogos, la Atlántida es mencionada como una isla próspera, abundante de recursos, bosques, alimentos y con una ciudad en el centro caracterizada por grandes y suntuosas construcciones. Con el paso del tiempo, la abundancia en la Atlántida dio paso a la soberbia, y fue el motivo de su castigo divino y posterior destrucción. Hoy, por medio de la postproducción digital y de los motores de renders, una nueva Atlántida emerge con grandes proyectos arquitectónicos contemporáneos en lugares privilegiados de nuestro planeta. Un lugar que plantea la utopía de un mundo armónico y al mismo tiempo la distopía de su imposibilidad material. El aire acondicionado es su nueva atmósfera.

Este proyecto, de carácter postfotográfico y apropiacionista, imagina una ciudad ideal a partir de imágenes de renders arquitectónicos apropiados de Internet, imágenes cartográficas de Google Earth y fotografías propias, articulando todo el material en cuatro partes: “Parte I. Le Grand Tour”, “Parte II. Tipologías de una ciudad imaginada”, “Parte III. Cartografías de una ciudad no imaginada” y “Parte IV. Kαθαρός”. Con todo este material, se desarrolla una narración plástico-documental de carácter ficticio que concibe una ciudad-estado ideal, siguiendo el modelo platónico. Pero más allá de lo predecible, aparece la duda de un futuro distópico de engañosa y seductora apariencia que vive al margen de las fracturas geo-sociales actuales. En definitiva, la metáfora de este continente imaginado nos tiene que seguir sirviendo para plantearnos una ética y un comportamiento tanto estético como civil.

Parte I: Le Grand Tour
Pieza audiovisual. 03:45 de duración.

Una vertiginosa sucesión de imágenes de renders arquitectónicos son presentados sin que el espectador tenga apenas tiempo de asimilar el ingente caudal de información que ofrece su visión hiperacelerada. Como si de un viaje a la velocidad de la luz se tratara, Le Grand Tour toma como referencia la ilustrada idea del viaje exótico a Oriente para desplegar la narrativa de la ficción urbana contemporánea, pero en este caso las coordenadas espaciales cambian su dirección y apuntan a otro lugar: hacia la simulación de una Atlántida ficticia y contemporánea. Se trata de un mundo sobreexpuesto de imágenes, que se identifica con la apariencia de la imagen y no con el objeto en sí. Un mundo en el que somos imagen. Una ilusión.

Parte II: Tipologías de una ciudad imaginada
Serie de 72 tipologías realizada a partir de 1.440 imágenes de renders arquitectónicos. 40x50 cm. cada una.

Cada una de las piezas presenta 20 imágenes de renders arquitectónicos que describen de una forma tipológica las múltiples facetas de la vida cotidiana en una Atlántida utópica y ficticia. Desde la forma en la que sus habitantes diseñan y construyen el territorio (rascacielos, nuevos asentamientos urbanos, diseño de jardines, diseño de islas flotantes, construcción de nuevos skylines, construcción de edificios destinados a la cultura, etc.), hasta la gestión del tiempo (trabajo, tiempo libre, tiempo de ocio, actividades deportivas, reuniones sociales, tiempo dedicado a la oración, etc.). A través de una cierta ironía, la serie pone en evidencia la estandarización, cosificación y control de todo acto público y privado en nuestra sociedad con el fin de generar una falsa ilusión de bienestar. El panorama resultante es una Atlántida utópica pero irrealizable, donde todos los elementos de la vida humana son positivos y rebosan de felicidad, imposibilitando al mismo tiempo su materialización en una sociedad actual que traslada su ilusión de felicidad al plano del simulacro.

Parte III: Cartografías de una ciudad no imaginada
Serie de 16 tipologías realizada a partir de 320 imágenes cartográficas obtenidas en Google Earth, sobre un mapa modificado digitalmente. Dimensiones 40x50 cm. cada una, mapa 300x350 cm.

Un mapa de grandes dimensiones y modificado digitalmente sitúa la pieza en el contexto de una Atlántida ficticia. Sobre ella, 16 tipologías formadas por imágenes cartográficas reales de la Tierra despliegan un inventario de diversas alteraciones producidas por el ser humano en el territorio: territorios destinados a la agricultura extensiva, construcción de nuevas ciudades y zonas residenciales de baja densidad, instalaciones destinadas a la obtención de energía (reactores nucleares, minas a cielo abierto, centrales hidroeléctricas), zonas industriales, construcción de instalaciones destinadas al transporte y el comercio (puertos, aeropuertos, autopistas) y generación de espacios de ocio (campos de golf, construcción de complejos de ocio). El conjunto ofrece una visión distópica del mundo contemporáneo en el que la hiperdegradación del paisaje y el agotamiento de los recursos naturales genera una escena urbana total del mundo como artificio humano, alcanzando el territorio alterado un alto nivel de abstracción y fragmentación. Un panorama que plantea dudas acerca de la viabilidad, en términos de sostenibilidad, de los modos de vida contemporáneos.

Parte IV: Kαθαρός
Serie de 24 fotografías, 67x100 cm. cada una.

Del griego katharos (Kαθαρός), puro, limpio de todo pecado. Serie realizada en 2016 en las islas griegas de Creta y Santorini, epicentros de la antigua cultura minoica y dos de los lugares donde se ha imaginado una posible localización de la Atlántida, de acuerdo con las teorías del arqueólogo griego Spyridon Marinatos de 1938. Se presentan unas imágenes que analizan el territorio y documentan fragmentos de arquitecturas contemporáneas inacabadas, arqueologías del pasado minoico, accidentes geográficos y paisajes marinos para construir una metáfora contemporánea de la Atlántida en relación a la actual crisis urbana y medioambiental. En una sociedad como la nuestra que no preserva el medio ambiente y transforma espacios naturales en lugares de desecho, el término katharos aparece ahora carente de su significado original. Lo puro se transforma en pecado y ofrece como resultado un desalentador panorama.

Año2015-2017
LugarInternet

Simulación del proyecto Atlántida